Consejos generales:

Recuerda que todas nuestras joyas y complementos están realizados de forma artesanal. Si quieres disfrutar de ellas al máximo aquí te dejamos una serie de consejos:

1-. Para evitar que se estropeen o rayen, guarda tus piezas por separado y envueltas en tejidos suaves y en un lugar estanco y seco con distintos compartimentos para evitar los roces.

Procura ponerlas y quitarlas con delicadeza, recuerda que llevas una pieza única y casi irrepetible.

2-. Protege tus piezas del agua y la humedad y lejos de la luz directa del sol.

Todas nuestras joyas llevan diferentes tratamientos que las protegen y hacen más duraderas pero, procura aislarlas de éstos factores debido a que un contacto directo con ellos podría estropearlas.

Recuerda también evitar exponerlas a cambios bruscos de temperatura.

3-. El contacto con productos químicos y ácidos tales como perfumes, lacas, detergentes, etc... pueden ser perjudiciales y causar decoloración y opacidad.

Te aconsejamos que te apliques éstos productos antes de ponértelas.

4-. Para mantenerlas limpias una vez usadas y proteger tus piezas de la grasa corporal y el polvo, basta con pasar un paño suave de algodón o gamuza sin pelusa.



Consejos especiales sobre la plata:

En Piffa queremos proporcionarte unos consejos básicos sobre qué es y cómo actúa la plata en contacto con otros materiales.

Lo primero que hay que saber es que el hecho de que la plata se oscurezca no implica que sea de mala calidad, ni que se haya estropeado; simplemente es algo completamente normal hablando de éste metal.

En nuestra tienda, en todos los casos que trabajamos con éste material, lo hacemos con productos de alta calidad (Plata de Ley 925).



¿Qué significa Plata de Ley 925?

La plata en su estado natural es un material bastante maleable, es decir, blando. Por ésta razón, para realizar objetos de joyería, se ha tenido que realizar aleación con otros materiales. Sólo de ésta forma es posible conseguir piezas resistentes y adecuadas para el uso.

La “ley” es la proporción en peso en que el metal precioso y puro entra en una aleación con otros metales. La pureza de la plata se mide en milésimas; así 1000 milésimas equivale a una pieza de plata 100% pura.

Es, por tanto, casi imposible que nos encontremos con una pieza 100% de plata o, como corresponde a su unidad de medida, 1000 milésimas.

Lo más común es que en el mercado obtengamos objetos de plata 950, 925, 900 y 800.

Es de ésta forma como llegamos a la famosa Plata 925. Una pieza compuesta por 925 milésimas de plata, o un porcentaje de 92,5% de plata pura, y 75 milésimas de cobre o 7,5% de cobre expresado en tanto por ciento, será un objeto de Plata de Ley 925.

El hecho de que lleve la marca 925 es una garantía de su composición y calidad y sus características se encuentran entre las mejores que podemos encontrar en el mercado. En Piffa todas nuestras piezas están marcadas a no ser que por su reducido tamaño se corra el riesgo de malformar la joya. La Plata se marca con un instrumento llamado punzón el cual lleva en su punta el número 925.



En ocasiones cometemos el error de pensar que la plata se oxida. La Plata no puede oxidarse, ya que no reacciona con el oxígeno del aire, sino con el azufre que también está en el mismo en forma de sulfuro de hidrógeno.

Éste sulfuro lo que hace es “empañar” la Plata; le aporta primero un aspecto amarillento y después, con el tiempo, negro.

Otros factores que pueden oscurecer la plata son los productos químicos, exposiciones largas al sol o PH de la piel muy ácido.



Limpieza de la plata:

Puedes limpiarla con algún producto de los ya existentes en el mercado para tal finalidad.

En el caso de nuestras piezas, al estar la gran mayoría combinadas con madera, te aconsejamos utilizar preferentemente paños para pulir prendas de plata.

Simplemente frota la superficie del metal con el paño para obtener instantáneamente un brillante resultado.

Advertencia: NO LAVAR el paño. La prenda debe estar completamente seca antes de su utilización.

Siempre que tengas cualquier duda acerca del cuidado de tus joyas, puedes ponerte en contacto con nosotros en info@piffa.es